1. Inicio
  2. Notas
  3. Cancionero de Santa Fe. Corpus musical folklórico desde Rosario al Norte Santafesino. Fundamentación.

Cancionero de Santa Fe. Corpus musical folklórico desde Rosario al Norte Santafesino. Fundamentación.

Por Marcelo F. Muiños

Realización de diseño Mariela Balbazoni

¿Por que utilizamos la palabra cancionero?

En la historia musical Argentina desde la investigación folklórica y musicológica existen y se han desarrollado numerosos estudios, recopilaciones, compilados de canciones, cancioneros de difusión para tocar en la guitarra, solo de letras, todos de diversas regiones y provincias. Existió un periodo recopilador de cancioneros en nuestro país que comienza en el año 1926, con la obra monumental de JUAN ALFONZO CARRIZO, con el Cancionero de Catamarca, al que le siguieron el de Salta, Tucumán, Jujuy y La Rioja. Una labor impresionante la de este maestro rural, quien a lomo de mula y con su libretita, con escasos recursos y medios técnicos, iba por los valles y montañas escuchando a la gente cantar una copla, así hizo su gigantesca obra. En esta labor continuaron los santiagueños Orestes Di Lullo, Manuel Gómez Carrillo, y Andrés Chazarreta quienes recopilaron y formaron el cancionero popular de Santiago del Estero. En 1947 aparece el Primer Cancionero Popular de Córdoba realizado por Guillermo Alfredo Terrera. La Provincia de Buenos Aires tuvo sus investigadores como Ventura Lynch, Atilio Reynoso, etc. Corrientes también tuvo su recopilación con el prestigioso antropólogo Rubén Pérez Bugallo. Por otro lado, León Benaros editó el “CANCIONERO POPULAR ARGENTINO”[1] un libro con canciones argentinas de todos los tiempos, con sus letras y referencias de autoría, muy completo, en su prologo afirma “Reúne este cancionero popular argentino 270 composiciones de diversa especie, que han estado o están en el oído del pueblo (…) El cancionero argentino tradicional o de proyección folklórica es un aval definitivo de la cultura argentina. El razonable apego a lo nuestro – sin cerrar los ojos a lo excelente llegado del exterior – debe partir del hogar, afincarse en los medios de comunicación interesar a los establecimientos de enseñanza y volcarse sobre todo el medio social. Evitar la transculturización que pueda borrar nuestras esencias, con el resultado de sumergirnos en lo anodino, es objetivo insoslayable, si pretendemos un cultura con rostro propio”.  Juan Draghi Lucero, investigador y escritor mendocino, quien realizara el “CANCIONERO POPULAR CUYANO”[2] fue un valuarte y pionero en la materia, en su trabajo como recopilar de las canciones cuyanas dejó un trabajo valiosísimo, continuando con la línea histórica que veníamos trazando. En el TANGO son innumerables los libros de letras, canciones, poesía. Podemos seguir nombrando a muchos estudiosos del folklore: Isabel Aretz, Leda Valladares, Carlos Vega, Lazaro Flury, etc, pero que pasó en la Provincia de SANTA FE, tenemos pendiente este trabajo, así lo estiman estudiosos de la materia, el único Cancionero de Santa Fe de letras y coplas recopiladas existente es la obra de Agustín ZAPATA GOLLAN (Fundación ARCIEN, abril 1994), sobre esta obra existe un pormenorizado trabajo titulado “La presencia afro en la producción académica argentina sobre música tradicional. El caso del Cancionero de Santa Fe, de Agustín Zapata Gollán” del investigador y académico Norberto Pablo Cirio, editado por el Instituto Nacional de Musicología “Carlos Vega”. Se trata de un riguroso estudio sobre lo afrosantafesino, con datos sociológicos, históricos y etnoculturales. Cirio afirma que “Esta obra es el fruto de trabajos de campo realizados entre 1943 y 1946 en la provincia de Santa Fe por un importante intelectual local, el Dr. Agustín Zapata Gollán (1895-1986), y su ayudante de campo, el poeta Carlos Carlino”, continua que “Desde lo formal el Cancionero… continúa la línea de los grandes cancioneros del país, aunque el material presentado y, por ende, el tamaño del libro, es sensiblemente menor. Otro signo que lo enlaza con los anteriores es que sólo da cuenta de la faceta poética de las manifestaciones musicales estudiadas, modus operandi uniforme ya desde la primera publicación presentada como cancionero, el de Catamarca (Carrizo 1926). También la presentación del material es similar a los otros: expuesto siguiendo una clasificación sin criterio único, en este caso dividido en ocho categorías (coplas, canciones, adivinanzas, compuesto de pobre, milonga, relaciones, relatos y vidalitas), estando cada una de las dos primeras -a la sazón las que tienen más material- subdivididas en siete (para las coplas: del amor, disparatadas, para el truco, picarescas y con zafadurías, políticas y/o históricas, religiosas y varias. Para las canciones: amorosas, de cuna, juegos infantiles, pintorescas, religiosas, tradicionales y/o políticas y varias). Dentro de cada categoría los ítems están ordenados alfabéticamente y rotulado con un número entero que comienza por el 1. En total, las unidades poéticas ascienden a 1.186”. Otros estudios de Zapata Gollán, entre su vastísima obra, referidos a nuestra temática son “El carnaval en Santa Fe” (1966), “Los negros (1987) y El canto del indio (1987). Cirio por ultimo concluye que “deseo puntualizar que con este reestudio no pretendo trazar una crítica sobre cómo pudo haber procedido Zapata Gollán, y no lo hizo, a fin de ser más fiel a la multiétnica realidad documentada y aprovechar esta temática, sino enriquecer el conocimiento sobre el panorama sonoro argentino espigando su Cancionero de Santa Fe para tornar evidente todo rastro negro que, camufladamente, estaba siendo dado, y tomado por los lectores, por blanco”.

En Rosario, el escritor Héctor Nicolás Zinni publicó “Decires y Cantares del Tango”, “Decires y cantares del folclore”, “Las letras del folclore”, trabajo interesante y que sirve como antecedente para continuar con la labor. Además existen numerosos estudios y trabajos al respecto por otros investigadores, pero nunca se formo un corpus integral, completo y unificado.

Existen cancioneros populares para cantar y acompañarse con la guitarra desde hace mucho tiempo, con los acordes básicos para estudiar y compartir una guitarreada, como los del maestro Arnoldo Pintos, el Cancionero Santiagueño, Jujeño, de los intérpretes o autores famosos (por Ejemplo de Horacio Guarany, Soledad, Orlando Vera Cruz, etc). También hay recopilaciones de coplas populares en todo el Noroeste del país, como en la llanura pampeana hay recopilación de versos gauchescos y rimas. Podríamos categorizar en 4 estratos los cancioneros de música de raíz folklórica:

1) Cancioneros de recopilación, hechos por investigadores, recopiladores, antropólogos, etc.

2) Cancioneros populares de difusión para tocar la guitarra (modernos), surgen en la década del 60 con el llamado “boom del folklore” y se mantienen hasta la actualidad.

3) Libros de coplas, versos gauchescos, rimas, etc.

4) Páginas de INTERNET con letras, acordes, donde poder bajarte el tema, son numerosas las páginas de folklore, también a nivel internacional reúnen una importante cantidad de letras y músicas (Ej. Lacuerda.net, cancioneros.com, etc).

Nuestra idea (ambiciosa y sabemos dificultosa) es justamente unir todas esas variantes antes descriptas, intentar realizar un corpus musical de la Provincia de Santa Fe, un mapa folklórico, con lo antiguo y lo moderno, con todas las regiones, de difusión de la canción popular, de recopilación de lo histórico y lo que se cantó antes, buscando también a los nuevos autores, siempre dentro de la canción de raíz folklórica. Sabemos que es una obra titánica, pero estamos dispuestos a dar la lucha por lo que creemos es necesario antes que se pierdan canciones que hacen a la identidad de la región. Tenemos muchos autores, muchas canciones, muchos paisajes, muchos poetas, solo hay que rescatarlos y difundirlos.

Que encierra la palabra cancionero ¿solo un puñado de canciones y nada más? No, significa algo superador, es historia, identidad regional, cultura, pueblos originarios, costumbres, comidas, lugares y paisajes, amores y pasiones, ritmos y cadencias, danza, flora y fauna del lugar, luchas sociales, etc

 

[1] Ediciones Nuevo Siglo SA. 1995. Buenos Aires. Leòn Benaros, Cancionero Popular Argentino. Antologìa.

[2] Ediciones del So. Biblioteca de Cultura Popular. Cancionero Popular Cuyano. Juan Draghi Lucero. Antología.

Selección y pròlogo Norma Acordinaro Gil. 2014.

Menú