1. Inicio
  2. Notas
  3. Victoria Birchner, lanza su segundo disco: “Que suene a Victoria” en todas las plataformas digitales. “Siempre cantar verdades es un compromiso emocional muy fuerte”.

Victoria Birchner, lanza su segundo disco: “Que suene a Victoria” en todas las plataformas digitales. “Siempre cantar verdades es un compromiso emocional muy fuerte”.

Victoria Birchner nació en Rafaela, donde dio comienzo a su carrera musical desde muy joven. Vivió 8 años en Rosario desarrollando su canto como solista y estudió la carrera de Canto en la Universidad Nacional de Rosario. Nos cuenta que hace muchos años participó en la grabación de un disco homenaje a Remo Pignoni, pianista fundamental en la historia de su ciudad natal. Luego realizó el trabajo “Memoria del viento” (2015), su primer álbum solista con las guitarras de Chey Ramos y Leo Pretto, Franco Ochat en percusión, y grandes músicos invitados.

Ya radicada en Buenos Aires, junto a su compañero Franco Luciani (junto a quien en marzo tuvieron su primer hijo Arandú). Ahora se encuentra presentando este nuevo material, con la participación de Cecilia Todd, Teresa Parodi y Franco Luciani. En todo el disco aporta su piano la destacada música Julieta Lizzoli y Mariano Risso en percusión. Ambos discos fueron editados por el sello Acqua Records.

En “Que suene a Victoria” podemos encontrar: “La canción es urgente (Teresa Parodi), “Para cantar he nacido (Adolfo “Bebe” Ponti-Horacio Banegas), “La resentida” (Julia Ferro), el clásico “Si se calla el cantor” (Horacio Guarany), el inédito “Damiana Aché” (Teresa Parodi-Franco Luciani), “Canción de Puna para mi Juli” (Sebastián Monk), y “Cuando la Mar, la Mar” (Henry Martínez, autor venezolano que también grabo en su primer disco).

“Apenas se pueda tenemos pensado salir a tocar y mostrar el disco con Julieta (Lizzoli) y Mariano (Risso) con muchas ganas” nos dice.

Por Marcelo F. Muiños

Fotos cedidas por Marina Belinco (Agente de Prensa).

.Cuando iniciaste la idea del disco. 

Empecé a trabajarlo de la nada misma, yo vivía en Rosario (donde viví 8 años) ahí había grabado “Memoria del viento” con mis compañeros con los que veníamos tocando. Cuando me vine a vivir a Buenos Aires era muy difícil seguir con ese proyecto, con los músicos viviendo en Rosario, desde la logística, lo económico, siendo música independiente es difícil. Entonces decidí empezar un nuevo proyecto en Buenos Aires y convoqué a Julieta Lizzoli en el piano. Con ella no nos conocíamos, nos vimos en un asado, luego la invite a tocar conmigo, grabamos dos o tres temas, como para tener algo para mostrar un nuevo proyecto, en nueva ciudad. Esa fue la intención.

Y fue tomando curso la grabación

El proyecto después fue creciendo, con Julieta nos entendimos muy bien, nos hicimos amigas, me siento cómoda tocando con ella, como profesional, maneja muy bien el género folclórico. De repente grabamos un par de videos, y luego fue creciendo la idea. Se terminó armando un repertorio más amplio. Tocamos en vivo, yo quería grabar otras cosas. Apareció la posibilidad de grabar con Teresa Parodi. Después con Cecilia Todd, con Franco Luciani, una canción inédita “Damiana Ache”. Así se fue dando y me dije “quiero que quede registrado”. Fue una necesidad de agarrar este puñado de canciones y tenerlos todos juntos.

Pensaste una idea integral para el álbum

Siempre que elijo canciones pienso en el repertorio completo, que voy a sumar, porque, que es lo que quiero decir. Entonces todo tenía un sentido para mí. Si bien se empezaron a grabar por separado, no eran solo canciones sueltas. En definitiva, lo que empezó siendo una muestra de un nuevo proyecto musical termino plasmado en un disco que atravesó muchas etapas personales, venirme a vivir a Buenos Aires, nuevo proyecto, la pandemia, estar embarazada y la maternidad. Es un disco que representa todas estas emociones para mí.

¿Como surgió el título “Que suene a Victoria”?

El nombre viene de la canción de Teresa Parodi, “La canción es urgente”, que para mí resume lo que es la canción, la música y el canto para mí. Es la invitación a sumarse a través del canto a salir adelante, el momento de la lucha, es urgente, la hora del fuego, todo desde lo colectivo, como podemos ser mucho más fuertes desde lo colectivo todos juntos, y que la canción sea también una bandera en alto. Por eso canto, y esta canción lo resume Teresa de una manera bellísima. Desde el feminismo para mi representa romper el silencio, y estar juntas y acompañarnos. Romper el silencio todos juntos. Y por supuesto está el juego de palabras con mi nombre, que en algún momento de adolescente renegué y después lo resignifiqué y lo quise, que nombre poderoso y termino siendo el nombre del disco.

Hiciste un cambio en lo musical, este disco estas acompañada de piano y percusión.

Cuando me vine a Buenos Aires el mudarse fue un quiebre importante, ya me había mudado de Rafaela a Rosario, venía con un proyecto, hice otro, tenía esa sensación de empezar de cero. Después de 8 años en Rosario y me voy a Buenos Aires, la sensación fue la misma. Era todo un desafío. Siempre había cantado acompañada por guitarras, pero me resulto un desafío interesante probar cantar con el piano. Al principio me costó hallarme, tiene otra impronta, otra fuerza y registro. Tuve que rever como iba a cantar. A mí el trabajo vocal me gusta, salía de mi zona de confort y tenía que volver a trabajar con mi voz para seguir expresándome con mi identidad acompañada por un piano. Julieta Lizzoli es una gran pianista del folklore, trabaja muy bien el lenguaje folclórico. Además, como arregladora ella pone como protagonista a la poesía, se sienta en el piano con partitura y letra de la canción, así vamos armando los arreglos, en equipo. Me llevo a buscar otras formas de cantar.

Con que búsqueda abordaste este repertorio.

Sigue la misma línea que mi primer disco “Memoria del viento”. Si bien no soy la misma y tiene otro sonido, la intención si es la misma. Le encuentro muchos puntos en común, los dos tienen un tema inédito, que para mí es una responsabilidad grabar un tema por primera vez, me gusta ese compromiso. En ambos muestro lo importante que es el canto para mí, “Canto versos” en el primero y “Si se calla el cantor” o “Para cantar he nacido”. Después temática sociales, “Tarumba” y “Canción de puna para mi Juli”. Esa es mi búsqueda, quiero cantar cosas que siento que necesitamos que sean cantadas. Desde mi mirada personal de la sociedad, algo que yo quiero que se cante en los escenarios, las realidades como la pobreza, nuestros paisajes, costumbres, celebraciones folclóricas, todo eso está presente en las músicas más nuevas y las ya conocidas. Cantar clásicos es un desafío tan grande como cantar una canción inédita. Por ejemplo cantar “Si se calla el cantor” es decir Horacio Guarany y todo lo que eso representa. El disco busca mostrar todo lo que es el folklore, lo que se cantaba, como se pensaba en una época, resignificarlas a través de la historia.

 

¿Como es la historia del tema inédito “Damiana Ache”?

Es un tema que tuve que trabajar mucho en la interpretación, fui viviendo muy de cerca el proceso de elaboración de la canción, mi compañero Franco Luciani iba componiendo la música en casa, de a poco, la melodía medio que la tenía en la cabeza yo la iba conociendo. Después él me cuenta la historia de Damiana Ache, estaba pensando a quien convocar para la letra, fui parte de cada momento de la canción. Realmente la historia es muy triste, que a una niña guaraní le hayan matado a toda su familia, luego la tomaron para trabajar, la tomaron como material de estudio, su cuerpo, etc es una historia realmente conmovedora y trágica. La canción solo habla de un momento puntual de su historia, que es cuando regresa su cuerpo a su comunidad, el único momento “feliz” si se me permite el término de la historia. Es una canción de amor, un reencuentro. Tuve que trabajar mucho el tema con mi maestra Magdalena León. El tema tiene un recitado previo de Teresa Parodi donde cuenta la historia, pero no lo incluimos. La presentamos en Cosquín.

 “Si se calla el cantor” lo venias cantando, como decidiste incluirlo.

La canción la hicimos en vivo una sola vez, para el adelanto del disco. Pero no lo venía cantando. En algún momento buscando, ya que me gusta buscar los clásicos, ver los autores populares, que pasaba en la época, que pensaban. Por ejemplo me miro un concierto de Mercedes Sosa en un estadio de futbol lleno, lo miro para ver como era el contexto, que pasaba, por que cantaban esos temas, la necesidad del pueblo. De noche veo documentales, entrevistas. Y en una de esas veces de mirar conciertos me reencuentro con este tema y digo “yo quiero cantar esto”. Ahí lo trabajo, vemos los arreglos y la idea para cantarlo en mi versión. Siempre cantar verdades es un compromiso emocional muy fuerte. Me parece fundamental el trabajo de los autores que toman parte de la historia y lo cuentan en canciones, es una herramienta necesaria, tanto en libros como canciones, sumado a intérpretes que la canten en escenarios y guitarreadas.

 

 

 

 

 

Menú